Growth Hacking marketing digital Pixelcero

Growth Hacking, marketing exponencial

  • 16/05/2019

Growth Hacking

Una de las palabrejas de moda. Growth Hacking, o lo que es lo  mismo marketing exponencial.

El objetivo del Growth Hacking es obtener importantes resultados y de forma muy rápida. Sin importar costes. Sin importar medios. Sin importar las técnicas usadas. El Growth Hacking no se preocupa de utilizar siempre una misma técnica que puede haber dado resultado en el pasado (incluso reciente) si no que está siempre adquiriendo nuevos métodos, nuevas informaciones que permitan crecer rápidamente y de forma exponencial.

Sólo se necesita un requisito: que el producto sea realmente bueno.

Es decir, no podemos utilizar Growth Hacking para introducir un producto nuevo en el mercado y que además no sea bueno y necesario para el cliente. Te podrás preguntar ¿Es que hay productos de éxito que no son buenos y necesarios para los clientes? … la respuesta: a kilos.

El Growth Hacking está siempre utilizando nuevas técnicas para llevar un producto nuevo a la mayor cantidad de usuarios. Normalmente esto se identifica con Startups. Un ejemplo de ello podría ser UBER. Nadie conocía este producto. Sin embargo en poco tiempo se ha dado a conocer y actualmente es uno de los casos de éxito de Growth Hacking.

Como suele ocurrir en muchos casos, esta técnica utilizada para grandes empresas o proyectos se puede trasladar al mercados más pequeños. Tan sólo es cuestión de disponer de un producto realmente necesitado.

¿Cómo saber qué producto es realmente demandado?

La respuesta es el feedback. Reclutar información sobre las necesidades reales de los posibles clientes.

No se debe esperar a disponer de un producto finalizado para saber si les gusta a los clientes. Se debe empezar a preguntar sobre él a todo el mundo desde el mismo momento en que se tiene la idea. Además, cuando se va desarrollando el producto, se debe seguir recopilando información sobre la satisfacción real de los clientes. Si algo no funciona más vale tirarlo a la basura rápidamente e implementar algo que sí es demandando.

Otra clave: Identificar el Target

La parte que es posiblemente la más complicada y fácil al mismo tiempo. Si crees que tu producto va a ser utilizado por todas las personas, mal vamos. Debes saber que tu producto sólo será utilizado por un grupo específico de personas. Y que esas personas lo utilizarán porque antes ese producto habrá sido validado por algo que se conoce como ‘el grupo de innovadores o primeros usuarios‘. Un grupo de personas que supondrá un 15% del mercado de tu producto y que debes conseguir que lo usen rápidamente para que después se expanda exponencialmente su uso.

Pongamos un ejemplo.

Pongamos que se te ha ocurrido que alrededor de un pueblo hay muchas urbanizaciones. Y que dichas urbanizaciones necesitan de un servicio de entrega de productos de los comercios del pueblo. Por ejemplo, el pan diario, comida de las casas para llevar, abono para el jardín, cloro para la piscina, etc… y piensas en realizar una APP en la que los habitantes de las poblaciones puedan solicitar estos productos.

Pero mediante el feedback inicial descubres que realmente quienes están interesados en este tema no son todos los habitantes de la urbanizaciones. Te das cuenta que únicamente las personas mayores quieren que les lleven estos productos a casa.

Si hubieses desarrollado la app tal vez hubieses descubierto que el grupo de ‘innovadores o primeros usuarios‘ no son personas jóvenes que van a descargarse una nueva APP. Hubieses descubierto que son personas mayores que prefieren hacer los pedidos utilizando Whatsapp. Ese 15% de usuarios iniciales es al que debes enfocar todos tus esfuerzos de Growth Hacking.

Si los captas para la causa tienes mucho ganado.

Viralizarse

Una vez tienes ese 15% ganado, lo siguiente es explotarlo para que todo el mundo conozca tu producto.

Ojo, no es lo mismo que todo el mundo conozca tu producto con que todo el mundo utilice tu producto. Recuerda que el target es fundamental.

Para ello podemos utilizar sistemas de beneficios a los clientes ya existentes si dan a conocer nuestro producto. Sigamos con el ejemplo anterior; pongamos que ofrecemos el transporte gratis durante un mes a aquellos usuarios que consigan que un vecino o amigo se de de alta en el sistema y realice un primer pedido. Habremos utilizado el grupo de ‘innovadores o primeros usuarios‘ para primero realizar un feedback de nuestro sistema y después dar a conocer nuestro servicio.

Conclusión

Si se está pensando en lanzar un producto nuevo al mercado y que tenga éxito rápidamente se debe poner el focus en detectar los medios disponibles para llegar al 15% inicial del mercado. Sacar feedback de sus experiencias. Mejorar y adaptar el producto… y después viralizarlo. Growth Hacking.

¿Cuantas veces has escuchado a alguien decir ‘voy a crear un perfil en facebook para dar a conocer mi tienda’? ¿Han tenido éxito?

Tal vez es que hayan empezado la casa por el tejado.

¿Sabían si los productos de su tienda tenian demanda? ¿Lo habían comprobado? ¿Habían escuchado las opiniones de sus clientes iniciales? ¿Habían adaptado su producto a esas demandas?

¿O simplemente pretendían que facebook viralizase un producto que es posible que tuviese defectos desde el punto de vista del usuario final?

 

 

 

Escribir un comentario